La empresa española Engasa Energía de Galicia, S. A. y su filial Genere elaborarán el atlas eólico de Veracruz

Una vez que Veracruz entró a principios de mes a la era de la energía solar, el gobernador Fidel Herrera Beltrán anunció que ahora lo hará la de la energía eólica, para lo cual se instalarán en el estado en los próximos 30 días tres anemómetros que durante un año registrarán la velocidad de la circulación del aire y el caudal volumétrico, con lo que se creará el mapa o atlas del potencial eólico del estado.

Para tal efecto, el próximo lunes firmará un convenio marco con la empresa española Engasa (Energía de Galicia, S. A.) y su filial Genere, en un acto que tendrá lugar en el Palacio de Gobierno y en el que participarán la Universidad Veracruzana, la Secretaría de Desarrollo Económico y el Centro Interinstitucional de Investigación de las Nuevas Energías establecido en el parque industrial Bruno Pagliai.

Informó que las estructuras de los sensores, que tienen una altura de hasta 40 metros y cuyo costo e instalación importa una inversión cercana a los 2 millones de euros, están llegando ya al puerto de Veracruz.

Agregó que hay ya las autorizaciones del ejido San Antonio Limón de la congregación Totalco en Perote, muy cerca de La Gloria, y de las pequeñas propiedades de Cabo Rojo en el municipio de Tampico Alto, así como de los respectivos ayuntamientos, para que ahí se coloquen.

Comentó que quedan los proyectos de Paso Doña Juana, cercano al Centro de Capacitación del Magisterio, y de Antón Lizardo, con otros inversionistas de España y Alemania.

Apenas el pasado 3 de agosto, el Ejecutivo del estado dio un paso más hacia la modernidad de Veracruz al poner en marcha en la comunidad de pescadores Martín Prieto del municipio de Alvarado el programa Electrificación Rural con Energías Renovables que permitirá alumbrar a todas las comunidades aisladas del estado con energía solar fotovoltaica.

“Una gran noticia para Veracruz y para los empleos”, expresó y recordó que Veracruz produce además energía hidráulica, geotérmica y nuclear.

Adicionalmente informó que se está impulsando la generación de energía de la biomasa en los rellenos sanitarios y aún en los depósitos de drenaje. “Donde quiera que hay energía estamos apuntados, pero un gran éxito será la generación de energía eólica”.

En otro tema, ante la caída en la producción de petróleo en el yacimiento de Cantarell en el Golfo de Campeche, recordó que oportunamente hizo su propuesta que se conoció como “la tercera vía” para que PEMEX pueda explotar a cabalidad los pozos marginales que existen en la entidad.

Dijo que con ello se compensaría la caída de la producción que se estima mucho más allá de lo que se calculó cercana al millón de barriles diarios de petróleo que se están perdiendo sobre todo en Cantarell. “Veracruz ha ofertado con responsabilidad, en el proyecto Aceite Terciario del Golfo (en Chicontepec), su territorio para la explotación del petróleo y gas de la nación”.

El petróleo en México se agota, por lo que es necesario empezar a aprovechar los enormes recursos eólicos del país. La elaboración de mapas eólicos es un primer paso.

A 1 de enero de 2009 México tenía instalados sólo 87 megavatios eólicos, pero quiere alcanzar los 2.500 MW en 2010.

Según la AMEE, en México se han identificado diferentes zonas con potencial para la explotación eólica y generación de electricidad, como el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca; La Rumorosa en Baja California, así como en Zacatecas, Hidalgo, Veracruz, Sinaloa y en la Península de Yucatán.

La Asociación estima conservadoramente que estas zonas podrían aportar hasta 10.000 megavatios de capacidad al parque eléctrico nacional.

Según el documento-borrador sobre el Aprovechamiento de las Energías Renovables en México, que está elaborando la Secretaría de Energía (Sener), el mercado eólico mundial ha demostrado que, con las señales y mecanismos adecuados, esta tecnología y la industria asociada a ella pueden convertirse en una importante fuente de empleos, inversión, desarrollo tecnológico e integración industrial.

Eduardo Andrade, vicepresidente de proyectos eólicos de la Asociación Mexicana de Energía (AME), dijo por su parte que la motivación de los proyectos de energía eólica son distintos, porque tienen que ver más con la sustentabilidad y tamaños de energía mucho más acotados que los grandes proyectos termoeléctricos.

"Es una etapa todavía incipiente del desarrollo eólico", precisó.

Andrade precisó que ninguna de las empresas que actualmente están invirtiendo en parques eólicos están dentro de la AMEE. Ni Acciona, ni Iberdrola, quienes inauguraron recientemente un proyecto y se les adjudicó otro están dentro de dicha asociación eólica.

"Somos el único inversionista que tiene un parque funcionando y sé que Acciona (como Cemex) está construyendo otro y tampoco está dentro de esa asociación", dijo el también director de Iberdrola México.

Cabe resaltar que también las mejores oportunidad para generar electricidad en la zona se han cubierto con los actuales participantes, por lo que futuros proyectos se están diversificando hacia regiones como Baja California, Tamaulipas y Nuevo León.

Con recursos superiores a los 20 mil millones de pesos para su aplicación durante este año, la Secretaría de Energía (Sener) presentó esta semana la Estrategia Nacional para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía en cumplimiento con lo establecido en la Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética.

De acuerdo a la información difundida, estos recursos se utilizarán para la ejecución de más de 50 programas y proyectos y su importancia de esta estrategia radica en que, a través de ella, se impulsarán las políticas, programas, proyectos y acciones orientados a lograr una mayor eficiencia energética, mejor aprovechamiento de las fuentes de energía renovables y las tecnologías limpias, a fin de promover sustentabilidad energética, así como la reducción de la dependencia de México de los hidrocarburos, como fuente primaria de energía.

Integrado en cuatro puntos, como son: Un objetivo específico; cinco objetivos secundarios; dos vertientes y cuatro herramientas, la estrategia presentada por la autoridad energética del país, plantean la promoción de la utilización, el desarrollo y la inversión en las energías renovables y la eficiencia energética.

En tanto que los objetivos secundarios se enfocan en la promoción e incentivación el uso y la aplicación de tecnologías para el aprovechamiento de las energías renovables y la eficiencia energética; la diversificación de fuentes primarias de energía; el establecimiento de un programa de normalización para la eficiencia energética; la promoción y difusión de medidas para la eficiencia energética y el ahorro de energía, así como la promoción de medidas para la difusión a la población de información confiable en la materia.

Por lo que toca a la vertiente a través de las cuales el Gobierno federal está realizando todas las acciones en materia de transición energética son: eficiencia energética y energías renovables y para conseguir los objetivos planteados en la Ley, las cuatro herramientas en las que se apoyarán las acciones a realizar son: el seguimiento de los objetivos, estrategias y acciones del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Energía; Impulsar y difundir ampliamente las disposiciones en materia de planeación establecidas en el nuevo marco legal aprobado por el Congreso de la Unión; Fortalecer la regulación de la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía y Desarrollar los programas y proyectos contenidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Algunos proyectos comprometidos para la generación de electricidad proveniente de la fuerza del viento en La Ventosa, Oaxaca, sufrirán retrasos, advirtió Eduardo Zenteno, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMEE). Y es que diversas empresas tienen comprometida una inversión por más de 60 mil millones de pesos en la región, en proyectos que deberían estar listos antes del año 2012.

Sin embargo, debido a la falta de financiamiento algunos de éstos se verán retrasados, advirtió el representante de la industria. La región tiene comprometido desarrollar un potencial de 2.500 megavatios antes del año 2012, pero algunos problemas de financiamiento están provocando que sufra ligeros retrasos. En su mayoría, la capacidad de transmisión reservada es para autoabastecimiento, aunque hay algunas empresas que esperan convertirse en los primeros productores independientes que puedan entregar energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según la AMEE, en México se han identificado diferentes zonas con potencial para la explotación eólica y generación de electricidad, como el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca; La Rumorosa, en Baja California, así como en Zacatecas, Hidalgo, Veracruz, Sinaloa y en la Península de Yucatán. La asociación estima conservadoramente que estas zonas podrían aportar hasta 10.000 megavatios de capacidad al parque eléctrico nacional.

Según el documento-borrador sobre el "Aprovechamiento de las energías renovables en el país", que está elaborando la Secretaría de Energía (Sener), el mercado eólico mundial ha demostrado que esta tecnología, y la industria asociada a ella, pueden convertirse en una importante fuente de empleos, inversión, desarrollo tecnológico e integración industrial.

Algunos proyectos que están en fase de análisis para su desarrollo:

Proyecto-Desarrollador-Capacidad (MW)-Localización
Fuerza Eólica de Baja California-Fuerza Eólica-300 MW-Baja California
México Wind-Unión Fenosa/Geobat-500 MW-Baja California
Baja Wind-Sempra Energy-250 MW-Baja California
Baja California 2000-Fuerza Eólica-10 MW-Baja California
Los Vergeles-SEER-160 MW-Tamaulipas

Fuente: Sener

——————————-

The Downside of Mexico’s Wind Power Boom

Behind Canada, Mexico is the largest importer of crude oil to the United States, but a changing breeze is pushing the southern neighbor to produce more wind energy.

Unlike other petroleum-producing countries in Latin America, Mexico’s energy industry has always been state-owned. In the past, this arrangement allowed the country to have more control of the development of its industry. But high foreign debt has kept Mexico from investing in expanding its petroleum infrastructure, supplies — and revenues — are now dwindling.

So in an effort to capitalize on green economic opportunities, President Felipe Calderón has made a big push to install wind power. But as the USA Today reported, wind power may not be as cool as supporters tout it to be.

"Calderón has pledged to have the region producing at least 2,500 megawatts by the time his term ends in 2012. That’s enough for as many as 700,000 average U.S. homes.

‘With nothing but wind power, without burning a drop of petroleum, we are generating electricity so people can live better, so companies can produce more and generate more jobs, and so that people here can benefit through rent or association with these projects,’ Calderón said during a recent visit to the isthmus."

The newspaper reported that land owners in the Tehuantepec isthmus were paid very low rent prices for their land, and the rows of towering windmills cut irrigation lines to farmers and covered crops with dust. In fact, according to the article, one community of Huavé indigenous people sued to keep large foreign companies off their land. Quoting a lawyer from the Tepeyac Human Rights Center who worked on the case, Claudia Vera said, "It’s clean energy but dirty business."

Mexico is one of the most promising areas for wind energy development in Latin America with a technical potential of as much as 40 GW. The energy regulator CRE has stated that Oaxaca’s Isthmus of Tehuantepec zone has a world-class wind resource where average wind speed often exceeds 10 m/s, and the exploitable wind power potential exceeds 6,000 MW. Other excellent sites are located in Baja California, Zacatecas, Hidalgo, Veracruz, Sinaloa and Yucatan.

Despite this tremendous potential, wind development in Mexico has been slow, mainly due to the lack of adequate financial incentives and issues with the existing regulatory framework and policies to encourage use of wind energy.

There are also other market barriers that have retarded wind development, including most recently the adverse effect of the global financial crisis.

Mexico has around 50 GW of total installed electricity generation capacity, which is made up of 49% petroleum products, 21.6% hydro, 19% natural gas, 10% coal, 2.8% nuclear and 2% geothermal power. The installed and operational wind capacity was only 87 MW at the end of 2008, consisting of the state electricity company CFE’s La Venta I and La Venta II projects in Oaxaca. La Venta II (83.3 MW) became operational in January 2007. In 2008, no new wind generating capacity was connected to the Mexican grid.

Mexico’s constitution places the sole responsibility for electricity generation in the hands of the Federal State. The Federal Commission for Electricity (CFE), the state owned enterprise responsible for two thirds of Mexico’s energy generation and nearly all of its transmission, is legally obliged to provide energy at the lowest cost. This has favoured the development of conventional energy sources in the past, as well as some large hydro and geothermal projects, all exclusively by CFE.

The Mexican government is seeking to expand utilization of wind energy, due to the expected decline in Mexico’s fossil fuel reserves, its exceptional and largely unexploited wind resource, and continued electricity demand growth. As a result, the government has recently adopted policies to encourage the greater development of renewable energy, within its National Development Plan, its Sectoral Energy Programme, and as part of a new Renewable Energy Law. However, constitutional and regulatory limitations exist, which hinder the development of wind energy by the private sector.

In 1992, the Mexican Power Sector law was amended to open the door for some private sector participation, creating limited possibilities for self-suppliers, cogeneration and independent power producers to generate and supply power to the national grid. This, however, must not create competition with CFE and Luz y Fuerza, the state owned distribution company for Mexico City, which means that private projects cannot sell electricity directly to end users except through autogeneration (“Autoabastacimiento” or “Self Supply”) schemes.

Under the Independent Power Producer (IPP) scheme, private producers with plants over 30 MW must sell their power to the CFE through long-term power purchase agreements (PPA), which are awarded through competitive bidding procedures based on the lowest average generation price. Since 1992, more than more than 20% of Mexico’s power generation is supplied by IPPs using conventional thermal power generation.

Under the autogeneration scheme, power consumers can produce electricity for their own use, which will get delivered to the CFE interconnection point and then transported to the consumer. In 2007, the first private autogeneration wind projects were erected and are now undergoing commissioning. This has laid an important foundation for a more significant private sector led development of wind energy in the future.

There is also the possibility to produce electricity for export to another country, which in practice means the US. In October 2008, the Mexican Congress approved the much debated Energy Reform Bill, which includes a renewable energy law to promote and regulate the development of renewables in Mexico: Renewable Energy and Energy Transition Financing Law.

The law aims to promote the use of renewable energy in Mexico and to take best advantage of international mechanisms such as the CDM. It provides a framework for renewable energy development, which now needs to be filled in with detail, including a concrete target and incentives.

The bill put the Energy Ministry SENER in charge of drafting a renewable energy programme, and it called for the development of a national strategy for the sustainable use of energy. Various bodies were created to design a renewable energy strategy and related public policies, which also involve the private sector. The national energy commission CRE was put in charge of issuing administrative norms and methodologies to enable the use of renewable energy and to adapt the electricity dispatch provisions to take into account the technical requirements of renewables.

www.engasa.org/

www.amdee.org/

www.sener.gob.mx/

One thought on “La empresa española Engasa Energía de Galicia, S. A. y su filial Genere elaborarán el atlas eólico de Veracruz”

Comments are closed.