Project Better Place y DONG Energy colaborarán para ofrecer coches eléctricos en Dinamarca

Better Place y DONG Energy colaborarán para ofrecer coches eléctricos asequibles en Dinamarca
Las empresas Project Better Place y DONG Energy han firmado un principio de acuerdo para trabajar de forma conjunta en el desarrollo de un proyecto para ofrecer en Dinamarca vehículos eléctricos con unos precios asequibles, informaron ambas compañías.

Tanto Better Place como DONG Energy resaltaron que esta iniciativa se enmarca dentro de sus estrategias orientadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles a nivel global y concretamente en Dinamarca.

De esta manera, Better Place Dinamarca ofrecerá, en los próximos años, vehículos eléctricos equipados con baterías respetuosas con el medio ambiente, que ofrecen el mismo comportamiento en carretera que los vehículos de combustión, pero sin emisiones de CO2.

"Gracias a este proyecto, esperamos contribuir sustancialmente a reducir las emisiones de gases contaminantes por parte de los automóviles daneses. Al mismo tiempo, lograremos una nueva forma de almacenar la inestable energía generada por las turbinas eólicas, ya que los vehículos eléctricos son cargados normalmente de noche", explicó el director general de DONG Energy, Anders Eldrup.

Por su parte, el director general de Project Better Place, Shai Agassi, indicó que junto con DONG Energy su empresa ofrecerá un planteamiento sostenible para la energía y el transporte. De esta forma, Renault suministrará a Project Better Place vehículos eléctricos con el fin de alcanzar el objetivo ’emisiones cero’.

La industria eólica danesa es pionera mundial del sector. En el 2007 un 19,7% de la energía eléctrica en Dinamarca provino de la eólica, más que ningún otro país en el mundo. Pero el viento es un recurso que no se puede regular, así que el sistema eléctrico danés tiene que ser gestionado para poder acomodar la producción de los aerogeneradores. Cuando el consumo de electricidad en Dinamarca es muy bajo y hay mucho viento, la red debe exportar esa energía, y venden muy barata esa electricidad a sus vecinos. En algunas ocasiones la han llegado a regalar. Si Dinamarca incorpora un número suficiente de estaciones de recarga de baterías para coches, pueden utilizarlas para almacenar la energía excedente durante esas situaciones. Eólica y coches eléctricos forman una muy buena combinación.

Por ese motivo Dong, una empresa pública, está apostando por este programa. El gobierno danés también ayuda: los vehículos eléctricos están libres de impuestos. Los coches normales, sin embargo, tienen los precios más caros de toda Europa.